Mi casa, mis plantas

Como ya hemos comentado nosotros descreemos un poco de las tan rígidas categorías: interior y exterior. Es una definición que pensamos trae algunos problemas a la hora de cuidar nuestras plantas. Cada espacio tiene sus propias características que lo hacen único. Por eso, elegir una y dónde la queremos ubicar, no es fácil. Es probable que todos hayamos caído en la trampa y en nuestros inicios hayamos comprado un pothus para ese baño sin luz natural, o alegrías del hogar para nuestro patio y que hayamos fracasado. Por suerte, una de las tareas que más desafiante y divertida nos resulta es justamente esa: encontrar la planta ideal para el lugar perfecto. Ellas merecen más entendimiento que dos simples categorías y por eso nosotros les queremos abrir toda la información con la que trabajamos a la hora de ayudarlos a decidir.

Cuando llegan los clientes a POTIT, vienen con el objetivo de comprar una planta para agregar verde a algún espacio y por qué no, a su vida. A veces simplemente quieren una planta pero muchas otras llegan con una idea muy clara y una foto de Pinterest. Creemos que es un gran paso tener un plan para lograr lo que uno quiere a nivel estético. También creemos que la mejor forma de seguir ese plan es poder bajarlo a la realidad ya que a veces muchas especies no se consiguen acá; o no tenemos esas mismas condiciones lumínicas que vemos en la foto para que nuestra planta se mantenga así, tan perfecta, como la vemos en la imagen.

Lo principal es poder identificar cómo es el espacio con el que vamos a trabajar “plantisticamente”. Para ser fieles a una mirada estética, les recomendamos trabajar con medidas y con un ideal del espacio que se quiere ocupar con una planta. Es fundamental considerar la escala y la proporción para determinar los tamaños justos.

Paila con suculentas

Otro factor importante a tener en cuenta es cómo se desarrolla la vida cotidiana de ese lugar. Con esto queremos decir, si tenemos mascotas, o viajamos mucho, o tenemos hijos pequeños, el cuidado que le podemos brindar a nuestra planta es variable. Por ejemplo, una paila enorme queda perfecta en la mesa del comedor, pero si es la única mesa que tenemos y somos muchos, vamos a tener que mover la paila de acá para allá, entonces podemos pensar en algo más práctico. Ademas, hay que tener en cuenta cómo va a ser el crecimiento y si tenemos el espacio para poder permitírselo. Entonces, podemos afirmar que forma y función van de la mano.

También, tenemos que considerar qué es lo que la planta necesita para poder crecer feliz por lo que siempre va a ser prioridad máxima considerar la luz. Sin luminosidad, una planta no sobrevive. Un error muy frecuente es pensar que cuando preguntamos sobre la luz estamos preguntando sobre el sol. Luz no es sol, pero sí es cielo. Por eso, tenemos que identificar para dónde mira nuestra casa, si entra el sol, en qué horario y por cuánto tiempo; en qué piso vivimos y cómo la luminosidad de nuestro hogar va cambiando a lo largo de las estaciones. A causa de los errores que les venimos contando que la mayoría arrastra, muchas de las plantas que suelen ser vendidas como de ‘interior’, necesitan mirar al cielo para crecer, a pesar de no necesitar exponerse al rayo del sol directo.

Pie Zenobio G con monstera

Por ejemplo, la monstera deliciosa o un ficus pandurata que afuera puede crecer plantada a tierra y adentro tiene que estar al lado o cerca de una ventana por donde no atraviesen los rayos del sol directamente. Toda esta información puede resultar abrumadora y parecer difícil, pero les aseguramos que una vez que uno conoce los “truquitos lumínicos” de una casa puede planear bien en qué sectores es posible seguir sumando plantas.

La temperatura y la humedad son factores a considerar también. La mayoría de las especies que solemos usar en interiores necesitan una temperatura entre 18 y 23 grados, valores fáciles de lograr. En cambio, la humedad que requieren es mucho más alta que las que solemos tener en casas con calefacciones o aires acondicionados, los cuales tienden a resecar mucho el aire ambiental. Por esto, para evaluarla en casa es importante estar atentos a signos tales como vidrios empañados, o nuestras pieles secas, o la estática al tocar ciertos objetos. Para combatir la falta de humedad que hay en nuestros interiores, es necesario pulverizar las plantas diariamente (más en invierno) o incluir humificadores.

Todos estos factores tenemos en cuenta en POTIT a la hora de emparejar una planta con un espacio. Sabemos que son varios, pero todo sea por la felicidad de nuestras plantas.

Mis plantas Tips:

✔ Flexibilizar las categorías de interior/exterior.
✔ Considerar la escala yla proporción del espacio para determinar los tamaños justos de las plantas.
✔ Forma y función van de la mano.
✔ Considerar qué tipo de luz necesitan nuestras plantas.
✔ Luz no es sol,  pero sí es cielo.
✔ La temperatura y la humedad son factores a considerar.
✔ Para combatir la falta de humedad que hay en nuestros interiores, algunas plantas necesitan ser pulverizadas.

1 thought on “Mi casa, mis plantas”

  1. Chicas ! Amo potiiiit ♥️
    Q planta me recomendarían para un interior muy luminoso (pared todo de ventanal) y con sol directo desde q sale el sol hasta el mediodía aprox?
    Para poner Justo al lado d una ventana …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *